Pequeños Atletas

articulos2

Pronto llegará el verano y debemos preparar nuestros niños para las actividades en las que han de participar. Los campamentos de verano, las clínicas deportivas y el juego en general pueden causar lesiones.

Las vacaciones nos dan oportunidades para poner nuestra salud preventiva al día y debemos incluir en esta rutina a nuestros hijos. La prevención es la mejor manera de mantenernos saludables. No podemos dejar a un lado examinar la Columna Vertebral de nuestros niños. La Quiropráctica utiliza la prevención como enfoque principal para los más pequeños. Los niños que practican deportes se benefician del cuidado Quiropráctico, ya que ayuda al funcionamiento del sistema nervioso para que esté libre de interferencias y pueda ejercer su trabajo en optimas condiciones.

Durante el año escolar, los niños deben cargar en sus espaldas y levantar sus mochilas o bultos pesados, muchas veces de manera incorrecta, poniendo ya su Columna Vertebral en riesgo de alguna lesión. La mala postura adquirida en sus pupitres predispone las vértebras a subluxaciones (vértebras parcialmente desencajadas). Por tanto, antes que los niños comiencen a participar de algún deporte es recomendado el evaluar su columna vertebral para corregir cualquier subluxación existente evitando así una lesión en el futuro. Las Subluxaciones en los pequeños son muy fáciles de detectar y corregir, en ocasiones, el niño puede definir y apuntar en donde se encuentra el problema. El tratamiento consiste en ajustar la Columna Vertebral utilizando poca o mínima fuerza y gran precisión para obtener mejores resultados. El ajuste que presta el Quiro no causa dolor y no tiene efectos secundarios.

Los niños juegan, corren, saltan y en muchas ocasiones pueden caerse o lastimarse causando lesiones que contribuyen al mal funcionamiento de sus cuerpos. Durante las diferentes etapas del crecimiento debemos examinar a los niños para que su sistema trabaje debidamente.

Entre los deportes preferidos por los niños se encuentra la gimnasia, el baloncesto, el tenis, el balonpié (soccer) y el football americano entre otros. Podemos dar ejemplos de accidentes y/o lesiones más comunes ocurridas en algunos deportes como en el football (soccer) cuando un jugador golpea el balón con su cabeza para anotar un gol, puede luego causarle dolor de cuello, si el golpe al balón no es administrado correctamente. Durante el juego de pelota un jugador puede ser golpeado por la pelota o arrollado por otro jugador abruptamente provocando desalinear su columna vertebral. Las torceduras de tobillo son muy comunes en el baloncesto y también en el tenis, de no ser tratado puede contribuir al mal funcionamiento de esa extremidad impidiendo al jugador dar el máximo. Las malas caídas durante la práctica de la gimnasia ocurren con frecuencia hasta que el deportista domine por completo el ejercicio, por esto debemos siempre considerar mantener estos niños en cuidado del Quiro. En los deportes de contacto, por ejemplo el football americano, que consiste en eliminar al otro jugador al pararlo abruptamente, puede causar subluxaciones y desalinear la columna al instante. Lo recomendado es atender los niños luego de sufrir alguna lesión lo antes posible y utilizar la Quiropráctica como mejor alternativa para mantenerlos alineados. Estos deportes son muy buenos para desarrollar destrezas motoras y es importante siempre mantenernos al tanto de sus deseos y su desempeño.

Cuando tenemos la Columna Vertebral libre de subluxaciones podemos ejecutar los deportes al máximo dando lo mejor de nosotros. De esta manera los niños pueden disfrutar de forma sana y satisfactoria su deporte favorito. Los deportes son la mejor forma de mantener nuestros niños saludables y enfocados en la práctica de trabajar en equipo, esto les da herramientas para ser seres de bien en el futuro. Al mantenerlos en salud le podemos brindar grandes posibilidades para que así puedan realizar sus sueños.

Por: Dra. Myrna L. Siverio Casanova.