Historia de la Quiropráctica


La historia de la quiropráctica tiene sus raíces hace muchos siglos. Los escritos de miles de años antes de nuestro tiempo relatan sobre el uso de manipulaciones espinales para mejorar dolores de espalda. Uno de los textos del filósofo y estudioso Hipócrates nos dice: “hay que conocer y estudiar la columna vertebral, porque esta es el origen de muchas enfermedades”.

De esta manera vemos como desde los principios de los tiempos los estudiosos pudieron ver como la columna vertebral y las manipulaciones espinales pueden ser de beneficio para nuestra salud. Pero no fue hasta el 1895 que Daniel David Palmer (D.D.) un estudioso de las ciencias, anatomía humana y el biomagnetismo, realizo por primera vez un ajuste espinal especifico. En el 1897 fundó la primera escuela de quiropráctica Palmer Chiropractic School y comenzó el largo viaje de esta profesión que a través de los años que se ha ganado el respeto de los pacientes y otros profesionales de la salud.

D.D. Palmer descubrió la quiropráctica, desarrollo su filosofía y su arte. Su hijo B.J. Palmer fue el que desarrollo la profesión, fomento el progreso en el aspecto científico, desarrollo tecnología y técnicas que han permitido el crecimiento y el desarrollo de la quiropráctica a nivel mundial.

Los doctores quiroprácticos son pioneros en el campo de la medicina alternativa no-invasiva, dando un cuidado a la salud sin medicamentos y utilizando sus manos para examinar, diagnosticar y tratar a sus pacientes. El quiropráctico tiene un amplio conocimiento en la salud y el bienestar y podría darle recomendaciones sobre ejercicios terapéuticos o de rehabilitación, como también orientar sobre nutrición y cambios en su vida diaria.